Desayuno sorpresas consejos

Consejos para hacerlo bien

Ya sea para el Día de San Valentín, el Día de la Madre, un cumpleaños o simplemente para hacer el día de alguien un poco más brillante, los desayunos sorpresa es una gran manera de hacer cualquier mañana especial. Trata a alguien cercano a ti con un poco de mimo y sorpréndelo con un desayuno sorpresa preparada con amor.

Planificación y preparación de la comida

Servir el desayuno sorpresa con éxito depende en gran medida de lo bien que planee. Lo que usted decida servir y cómo lo presente son consideraciones importantes a la hora de planificar su desayuno especial.

Cuando se trata de elegir su menú, el mejor consejo es mantener las cosas simples. Comer en la cama puede ser un reto y a nadie le gusta tener la cama pegajosa o llena de migas. Elija alimentos que puedan consumirse fácilmente sin necesidad de demasiados cubiertos o ensamblajes y evite los alimentos que sean demasiado almibarados, goteantes o desmenuzables.

Aquí hay algunas recetas que puedes probar.

Si tiene hijos, recuerde que debe dejarles participar en la diversión. Les encanta ayudar y se enorgullecerán de saber que desempeñaron un papel. Dependiendo de su edad y nivel de habilidad, los niños pueden ayudar preparando tostadas, pelando fruta o sirviendo el jugo. Lo importante no es tanto lo que hacen sino que se sientan incluidos.

Añadiendo un toque personal

Haga que el momento sea memorable con pequeños toques personales. Artículos caseros como una tarjeta, manteles, o incluso una flor de papel. Un proyecto personal hecho con amor es algo que cualquiera puede apreciar y apreciar para siempre.

Para algo más simple, incluir un artículo personal como un libro, periódico o película favorita que acompañe la comida es otra forma de demostrarle que le importa.

Servir el desayuno sorpresa

Cuando sirva el desayuno a una persona especial, asegúrese de que esté sentada cómodamente y  con unas cuantas almohadas firmes detrás de ella. Proporcionar una buena bandeja firme o una mesa  también hará que comer sea mucho más agradable y práctico. Si no se puede encontrar ninguno de los dos a mano, una toalla de cocina grande o una sábana doblada extendida sobre el regazo de la persona ayudará a mantener la cama limpia por lo menos.

Conclusión de la reunión

Con el desayuno sorpresa y servida, asegúrate de que tu desayuno sorpresa incluya la limpieza después de ti mismo. Nada estropearía más el momento que dejar a alguien especial con platos sucios y una cocina desordenada que limpiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *